La llegada del cachorro a la vivienda es un momento especial pero también delicado. Lo normal es que esté asustado, por eso preparar la casa con antelación es muy importante para que esa toma de contacto sea un éxito.

También debes tener presente que en una vivienda puede haber peligros para el cachorro. Aunque la casa sea segura para nosotros, un perro joven tenderá a morder lo que encuentre a su paso.

Hay que cuidar todos los detalles, fijándonos en la seguridad y procurando que la casa sea amigable para el perro que va a comenzar su vida con nosotros.

Revisa los potenciales peligros

Esto es lo más importante. Puede que a ti no te lo parezca, pero tu casa está llena de peligros para tu perro.

Tampoco quiero que te alarmes, pero necesitarás hacer un pequeño repaso de tu vivienda para evitar futuros problemas.

Presta atención a los siguientes puntos:

  • Cables: cuenta con que si el cachorro ve un cable lo va a ir a morder. No dejes ninguno a su alcance
  • Enchufes: ie parecerá una tontería, pero si es un perro curioso irá directo a chupar los enchufes
  • Productos químicos: si es un cachorro que le gusta investigar meterá la cabeza por cualquier recoveco y chupará lo que se encuentre. Procura dejar bien guardados todos los productos de limpieza
  • Objetos pequeños: igual que ocurre con los bebés, se los llevará a la boca cualquier objeto pequeño que se encuentre y se lo tragará
  • Baja la tapa del inodoro: esto es importante para perros de tamaño mediano o grande. Si encuentra el váter con la tapa subida tendrá la tentación de beber
  • Plantas: una planta será una gran diversión para tu cachorro, pero seguro que a ti no te hace tanta gracia. Retira todas las plantas que estén a su alcance para evitar que las destroce

Peligros para los perros

Prepara su cama

Es fundamental que ya tengas una cama preparada y puesta en el sitio donde quieras que duerma. Esta tiene que estar ubicada en un sitio tranquilo, donde no haya ruidos ni corrientes de aire.

Las primeras noches puedes optar por colocar su cama dentro de una caja de cartón. Con esto conseguirás que se sienta más protegido mientras se adapta a la nueva vivienda. Piensa que ha pasado de convivir con su madre y hermanos a estar completamente solo.

También es recomendable añadir una manta para hacer su zona de descanso más confortable.

Compra todo lo necesario

Además de la cama hay otros objetos que deberías tener en casa antes de traer al cachorro. Aquí tienes una lista con lo básico:

  • Juguetes: evita los peluches con relleno, ya que si lo saca y se lo traga será peligroso.
  • Mordedores: el cachorro necesitará morder, y si no tiene mordedores lo hará con los muebles.
  • Comedero y bebedero metálicos: evita los de plástico. Los metálicos son más higiénicos.
  • Bolsas para excrementos: tendrás que recoger muchos excrementos, y lo más cómodo será con las bolsas que luego utilizarás para la calle.

¡Una vez tengas todo listo podrás ir a buscar a tu cachorro y empezar vuestra convivencia!