Cuando quieres traer un cachorro a casa tienes que decidir dos aspectos importantes: la raza y si quieres que sea macho o hembra. Existen diferencias de comportamiento entre perros machos y hembras, por lo que tendrás que valorar qué prefieres.

En este artículo te voy a exponer las características de cada caso, pero debes saber que en función de la raza esto será más o menos acentuado. ¡Vamos allá!

Comportamiento de las hembras

Las perras se caracterizan por ser más caseras, pero hay más patrones de conducta que las define:

  • Más tranquilas y sumisas: a diferencia de los machos, suelen ser más tranquilas. Con esto no quiero que pienses que durante su adolescencia va a ser una perrita tranquila, pero a medida que crezca será un poco más calmada que un macho.
  • Son más caseras: las hembras disfrutarán de los buenos paseos, pero debido a su carácter también les gustará estar en casa. No tendrán una necesidad tan fuerte por estar en la calle como la puede tener un macho.
  • Entrarán en celo dos veces al año: cada 6 meses aproximadamente, aunque esto podrá cambiar en función de la raza, tendrás que estar pendiente de su menstruación. Algunas se limpian por sí mismas, pero en otros casos tendrás que comprar compresas y preocuparte por su limpieza. Además tendrás que tener especial atención si no quieres que se quede embarazada y notarás cambios de comportamiento durante un par de semanas.

Comportamiento de los machos

Los machos son más independientes comparado con las hembras, pero vamos a ver con detalle su forma de ser:

  • Más independientes: se les puede considerar más independientes que las hembras, pero seguirá necesitando tu compañía y cariño. Les gustará explorar los lugares a los que les lleves, pero con una buena educación podrás conseguir que esté siempre pendiente de ti.
  • Son más dominantes: resultará más complejo educarles, aunque con disciplina lo podrás conseguir. En este punto debe preocuparte más la raza pues en función de cuál sea te será más o menos fácil, dejando el sexo del perro en un segundo plano.
  • Más territoriales: es más común en machos que en hembras que orinen para marcar su territorio. Un gesto típico de los perros machos es buscar restos de orina de otros perros y marcar encima con su propia orina. Es su forma de marcar el territorio.

Diferencia de tamaño entre macho y hembra

Diferencias de tamaño

A parte del comportamiento y del celo existe otra diferencia entre machos y hembras: el tamaño. Los machos serán ligeramente más grandes que las hembras, por lo que deberás valorar el espacio disponible en tu vivienda y la fuerza que tendrá el perro.

Recuerda que la mayoría del tiempo no importará el peso del perro, pero debes contar con que tendrás que hacer visitas al veterinario y que tirará de ti si ve algo que le llama la atención.

Cuanto más grande sea la raza mayor será el incremento de peso de un macho respecto a la hembra. Este puede que no sea un factor determinante debes tenerlo en cuenta para tu elección.

¿Cuál elegir?

Si puedes elegir entre perro macho o hembra valora los aspectos de cada uno para ver cuál se adapta mejor a tu estilo de vida. Aunque parece que la diferencia entre perros y perras es abismal lo cierto es que no son tan distintos. Solo tienen patrones de comportamiento ligeramente diferentes.

Donde más podrás notar el cambio es en el comportamiento de cada raza, pero tanto un perro como una perra son opciones perfectas. Con mucho cariño y educación tendrás un compañero de vida fantástico.