Los cachorros no pueden salir a la calle hasta una semana después de su segunda vacuna, por lo que pasará una buena temporada haciendo sus necesidades en casa. Una vez transcurrido ese tiempo tendrá que adaptarse a la nueva situación, pero tu le ayudarás con el cambio.

Estos consejos también te servirán para sus primeras semanas en casa. Si quieres que orine en un lugar en concreto de la vivienda sigue el mismo método que luego aplicarás para que lo haga en la calle.

¿Cuando sacar a la calle al cachorro?

Esto es un aspecto importante, pues el cachorro necesitará miccionar cada poco tiempo. Lo ideal es que al principio salga a la calle cada 2 o 3 horas. Cuanto más pequeño es menor será el tiempo que aguante sin orinar. Este intervalo podrá ser mayor a medida que vaya creciendo.

No obstante, te darás cuenta de que tu cachorro necesita ir al baño tras los siguientes momentos:

  • Al despertarse por la mañana
  • Tras echarse una siesta
  • Después de comer
  • Después de jugar
  • En momentos de excitación

Además, podrás comprobar como antes de orinar o defecar empezará a oler el suelo y dar vueltas. Esta es una señal de que debe ir a la calle inmediatamente.

Tener identificados estos momentos será clave para que tu cachorro aprenda a hacer sus necesidades en la calle.

Enseñar perro a hacer necesidades en la calle

Entrenamiento en positivo

Una vez estés en la calle en uno de estos paseos solo te quedará esperar. Antes o después llegará el momento deseado: tu perro hará sus necesidades.

Es importante que te prepares y en cuanto termine dale un premio. Acompaña el premio con palabras de felicitación y una caricia.

Estos premios podrán ir disminuyendo a medida que tu perro se acostumbre. Es aconsejable que no termines el paseo nada más haga sus necesidades, ya que de caso contrario lo podría asociar y sería contraproducente.

Si no consigues que tu perro se sienta cómodo en la calle puedes probar a empapar unas hojas de periódico con su orina. Déjalas en la calle en una zona donde quieras que orine para que las huela. Una vez haya hecho pis podrás darle el premio.

Cómo actuar cuando hace sus necesidades en casa

Debes tener presente que aún pasará un tiempo sin que tenga un control total sobre sus micciones. Te encontrarás ante dos situaciones diferentes:

  • Tu perro hace sus necesidades mientras le ves: deberás decirle un “no” pero sin asustarle. No le castigues ni te pongas nervioso, le costará tiempo controlar su cuerpo. Si le provocas miedo al final puede optar por la coprofagia (se comerá sus propias heces).
  • Tu perro hace sus necesidades durante la noche o cuando estás fuera de casa: si no estas presente en el momento exacto no le digas nada. Limpia la orina o las heces y no le des importancia. Si le regañas no asociará el castigo y no entenderá qué es lo que pasa. Le generarás un malestar innecesario.

Es importante que limpies siempre la zona donde ha hecho sus necesidades, pero no utilices lejía. La lejía, al igual que el amoniaco, desprenden un olor que puede provocar a los perros a orinar en esa zona. Es recomendable que utilices productos no enzimáticos.

Enseñar al perro a hacer necesidades fuera

Qué hacer si tu perro sigue orinando en casa

Esta fase llevará su tiempo y finalmente el perro se acostumbrará a la calle. No obstante, si tras el paso de las semanas no notas cambio deberás prestar atención. Puede que tu perro tenga alguno de estos problemas:

  • Orina por marcaje territorial: sucede comúnmente en machos y suelen ser pequeñas cantidades por diferentes lugares de la casa. Tendrás que intensificar la educación y si no cambia comenta con tu veterinario la opción de la castración.
  • Orina por separación: si hace sus necesidades cuando estás fuera de casa puede que se sienta solo. Su reacción es orinar o defecar para que vengas a limpiar. Tendrás que intensificar vuestras actividades juntos y dejarle juguetes con los que se entretenga.
  • Orina por problemas de salud: si sufre una infección no podrá controlarse. Haz una visita al veterinario y coméntale el problema para que le haga las pruebas necesarias.

Enseñar perro hacer pipi

El cambio de mentalidad llevará un tiempo. Desde que ha nacido está acostumbrado a hacer sus necesidades en cualquier sitio, hacerlas exclusivamente en la calle necesitará de un periodo de adaptación.

Piensa que no le gustará ensuciar el espacio donde vive, por lo que con el paso del tiempo y con adiestramiento positivo conseguirás que tu perro haga sus necesidades en la calle.