No es raro que un cachorro llore por la noches cuando pasa sus primeros días en tu casa. Es un cambio muy importante en su vida y el llanto es una forma de expresar cómo se siente.

Si sufres estos lamentos por parte de tu perro debes saber que no existe una única causa para este comportamiento. Son varios los factores que pueden provocar su llanto, por lo que deberás intentar comprender a tu cachorro.

1. Causas por las que un cachorro llora por las noches

Observa a tu perro e intenta entender el por qué de su malestar. Estas son las principales causas:

1.1. Falta de ejercicio

Los cachorros están repletos de energía. Si bien es cierto que duermen más que los perros adultos, las horas en las que están despiertos suelen estar muy activos y con ganas de jugar.

Para que un cachorro duerma profundamente es recomendable que por el día tenga una buena sesión de juegos. También necesitará una rutina de paseos en los que poder caminar y socializar con otros perros.

De esta manera será más fácil que se relaje cuando llegue la noche. Le ayudará a dormir y poco a poco dormirá durante más horas seguidas.

1.2. Exceso de comida

La cantidad de comida que toma en la cena debe ser algo menor que las del día. Estar con el estómago pesado o con ganas de hacer sus necesidades impedirá que descanse correctamente.

Otro aspecto importante es que la cena se la pongas como mínimo una hora antes de irse a dormir. Así habrá hecho la digestión para cuando os vayáis a la cama.

Con esto le ayudarás a irse a la cama más tranquilo y con el estómago no tan lleno.

1.3. Mala elección del lugar de descanso

La ubicación de su cama es muy importante. Presta atención al lugar donde quieres que duerma, ya que no debe estar en un sitio ruidoso ni donde haga mucho frío o calor.

Evita las zonas de paso y aléjalo de las ventanas si llega ruido de la calle. Cuanto más cómodo se encuentre mejor dormirá.

Una duda muy frecuente que suele surgir es si se les puede dejar dormir en el dormitorio. Que duerma cerca de ti le ayudará a no sentirse solo, pero debes pensar si eso es lo que quieres que aprenda.

En esta primera etapa de su vida cogerá numerosas costumbres, y si le dejas dormir en tu cuarto lo querrá hacer siempre.

No hay ningún problema en que duerma en tu cuarto, pero tienes que pensar si es lo que quieres. Si le dejas mientras es cachorro luego te costará quitarle esa costumbre.

1.4. Falta de adaptación

El cambio que experimenta el cachorro al vivir en una nueva vivienda es enorme. De la noche a la mañana se separa de su madre y hermanos y esto le puede generar ansiedad.

Si sospechas que esta es la razón por la que llora por las noches deberás tener paciencia y seguir estos consejos:

  • Dale cariño y juega con él durante el día para que no se sienta solo.
  • Si no le vas a permitir dormir en tu cuarto deja al menos su cama cerca de tu dormitorio. Si puedes dejar la puerta abierta para que te vea mucho mejor.
  • Acostúmbralo a dormir solo durante el día. Aprovecha sus siestas para dejarle solo un rato y que se acostumbre a dormir sin tu presencia. También ayudará dejarle solo en casa durante pequeños rato. Así se irá adaptando a la falta de atención constante.

1.5. Dolores o malestar

Si tu perro no sufre ninguno de los problemas anteriores puede que experimente algún problema de salud. Lo mejor es que acudas al veterinario para que le haga un chequeo.

Es recomendable que vigiles lo que come, si siente molestias al hacer algún movimiento o si sus heces presentan algún color o textura que no debería. Cuanta más información aportes al veterinario mejor.

En esta etapa inicial de su vida tendrás que ir varias veces para ponerle las vacunas. Aprovecha y consulta con él cualquier cosa extraña que veas en tu cachorro.

Cómo dormir a un cachorro

2. Recomendaciones para que tu perro esté tranquilo al dormir

Con estos consejos podrás ayudar a que tu perro se encuentre más tranquilo y cómodo durante la noche.

2.1. El primer día en la nueva casa

Cuando vayas a llevar a tu perro a la vivienda intenta que sea por la mañana. De esta manera tendrá todo el día para explorar la casa y al llegar la noche no le resultará tan extraña.

También es recomendable que le dejes libertad durante esas primeras horas. Aunque sea un cachorro adorable si le estamos acariciando y llamando le podremos estresar. Ya tendrás tiempo para jugar con él y acariciarle.

Tampoco le fuerces a que conozca la casa al completo el primer día. Deja que sea él quien dedica cuando explorar cada estancia de la vivienda.

2.2. Calentar la cama

Hay quien calienta la cama con un secador o le pone una bolsa de agua caliente en el interior para dormir. Con esto se busca que tenga una fuente de calor como la que tenía de su madre y hermanos.

Es importante que nunca le pongas una manta eléctrica que tengas por casa. Si lo deseas venden por internet mantas eléctricas diseñadas para mascotas que vienen preparadas para soportar las mordeduras de los perros.

2.3. Todos sus juguetes

Al igual que colocas su cama conviene que le pongas cerca los juguetes que ya conoce. Además, si siente dolor de dientes durante la noche podrá morder alguno de sus juguetes.

Recuerda que debes evitar los peluches con relleno. Tendrá la tentación de romperlos y tragarse lo que hay en su interior, y esto es muy peligroso. Si ya le has comprado uno deberás dejárselo siempre con supervisión. En cuanto lo rompa quítaselo.

2.4. Feromonas de apaciguamiento

En casos extremos puedes recurrir a las feromonas. Se trata de un producto que ayuda a los perros a relajarse en situaciones de estrés.

Las venden en spray, difusor, collar o incluso como comprimidos. Una de las marcas más populares es Adaptil, pero puedes preguntar en tu tienda de confianza para que te indiquen cuál es el mejor producto.

Además, si lo compras te puede servir más adelante para días de tormenta o con fuegos artificiales.

2.5. ¿Un reloj?

Es común escuchar que el sonido de un reloj puede recordar al latido de la madre. Lo cierto es que esto no está demostrado y puede que acabe molestando al cachorro en vez de ayudarle.

Es mejor que pruebes con el resto de consejos y tengas paciencia con el recién llegado a casa.

Cachorro llora mucho

3. Lo que no debes hacer

Siguiendo los consejos que te he ido mostrando en el post lograrás que tu cachorro deje de llorar por las noches, pero es importante que no cometas los siguientes errores:

  • No le regañes. El cachorro llora porque lo está pasando mal, por lo que debes ser comprensivo. De lo contrario provocarás que empeore su estado de ánimo.
  • No acudas a él siempre que llore. De esta manera pensará que así consigue tu atención. Hazlo solo en algunas ocasiones para que se relaje.
  • No esperes a que se solucione solo. Una cosa es no acercarte a él constantemente, pero otra es olvidarte del problema. Si llora es porque le pasa algo, así que deberás analizar lo que le pasa y actuar como te hemos contado en el post.
  • No dejes que se suba a tu cama. Si lo haces pensará que tiene derecho a subir y lo hará siempre.

Las primeras noches cuando un cachorro llora son duras. A base de paciencia y cariño seguro que conseguirás que deje de hacerlo y acabará siendo un perro confiado y que le encantará vivir contigo.

Poco a poco notarás como deja de hacerlo y comenzaréis a descansar los dos.